Toyol

Pic5.jpg

En el sureste asiático, existe una creencia en los poderes del Toyol, un espíritu del folklore que es usado para obtener diversos favores a cambio de sangre humana.

Se le conoce también como Kwee Kia, o Koman-tong (para un Toyol masculino) y Koman-lay (para uno femenino). En las Filipinas se cree en un espíritu infantil llamado el "nyanak", mientras que en Camboya se les conoce como "Cohen Kroh". En Corea del Sur existen también como los "Do Yeol".

El Toyol es un espíritu invocado por un duikun (un tipo de chamán indonesio) o un pawang (médico brujo malayo) a partir de un feto muerto, mediante magia negra. Esta criatura puede ser invocada para trabajar con un humano bajo sus propios términos.

Hay tres formas de obtener un Toyol: comprárselo a un hechicero de magia negra, usar técnicas especiales de embalsamamiento con un feto abortado, o invocar al espíritu.

Debe tomarse en cuenta que el Toyol es esencialmente un niño, y debe tratársele como a uno vivo. Se le deben hacer las siguientes ofrendas con el fin de desarrollar un lazo afectivo con él: servirle un vaso de leche cada mañana, regalarle juguetes, ropa, dulces y panecillos; rezarle usando una vela negra e incienso;  finalmente el dueño debe dejar caer gotas de su propia sangre en el figurín del Toyol.

El contenido de esta página a sido recopilada parcial, o totalmente de mitosmonstruosyleyendas.blogspot.com

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.